Habla con nosotros

El magnánimo Esténtor, que tenía vozarrón de bronce
y gritaba tanto como cincuenta.

(La Ilíada, Canto 5, verso 778)

Loading...
Loading...
Loading...
Loading...